Cómo escoger un buen sillín?

Existen 3 puntos de contacto entre nuestro cuerpo y la bicicleta. Las manos con el manillar, los pies con los pedales y los glúteos con el sillín.

En este artículo nos queremos referir al sillín ya que muchas veces nos provoca molestos dolores de espalda e incomodidades genitales, tanto para hombres como mujeres y por cierto, mucho se habla sobre los perjuicios que podría tener en la salud masculina, por problemas con la próstata.

Según algunos expertos, este punto de contacto, soporta hasta el 50% del peso del cuerpo. Pese a eso, no siempre estamos claros en cual es el sillín más conveniente o bien no siempre nos preocupamos en invertir correctamente en algo que puede estar tan ligado a nuestro bienestar.

Para escoger un buen sillín, hay que tener en consideración elementos de comodidad como de salud. En el primer caso es necesario saber el tipo de bicicleta o que tipo de actividad realizaremos, es decir, si nuestro objetivo es movernos por las calles (Ciclismo urbano) pasaremos mucho más tiempo sentado sobre el sillín que cuando nuestro objetivo es andar en cerros (mountainbike). La actividad en el cerro podría perdonar un sillín más duro, dado que es común pararse durante largos ratos en las bajadas y algunas subidas exigentes.

Si queremos conseguir un buen sillín, es importante que la anchura de éste se ajuste en función de los isquiones y de la posición que adoptaremos en nuestro andar.

Los isquiones son los huesos inferiores de la pelvis, y que soportan nuestro peso al sentarnos. La separación de los isquios en las mujeres es mayor por que su pelvis esta preparada para dar a luz, por eso existen sillines específicos para mujer que suelen ser un o dos centímetros más ancho.

Isquiones

A medida que vamos inclinando nuestro cuerpo hacia delante con una posición más deportiva, la distancia entre los isquios va disminuyendo. Es entonces cuando un sillín estrecho cobra sentido tanto para hombres como para mujeres.

Los sillines aconsejados deben estar entre unos 15 cm para posiciones más inclinadas hasta 18 cm para
posiciones más erguidas.

Posiciones y apoyos.

A la hora de ajustar la posición de un sillín, a parte de la distancia con el manillar, debemos prestar especial atención en que el sillín quede totalmente paralelo al suelo. Este aspecto es sumamente importante. Si colocar el sillín plano nos genera molestias significa que tenemos un problema de posición en la bici. Llevar el sillín inclinado nos va a generar sobrecargar la espalda, los brazos y las muñecas.

Muy importante entonces, cuando sea necesario cambiar el sillín, no solo debemos preocuparnos de que el color se ajuste al de la bicicleta, debemos verificar que la talla sea la adecuada para nuestro cuerpo. Lamentablemente no en todas las tiendas tienen medidores de la separación de los isquiones. Es importante exigir este tipo de servicios para asegurar una buena inversión de nuestro dinero y evitar posibles molestias.

Contenidos recomendados:

Escrito por

Creemos en un estilo de vida alegre, integrado con la naturaleza y en comunión con todos los habitantes. Desde este punto de vista hemos encontrado un elemento común a todo tipo de culturas, clases sociales y edades. La Bicicleta.. Nos apasiona utilizarla y ver como cada vez se buscan nuevos y mejores espacios para su uso tanto deportivo como urbano.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Mensaje